Cuando Dios parece estar muy lejos.