Encontrar alegría en medio de la pérdida.