Cuatro cosas que debes hacer cuando te enfrentas a un plato lleno de problemas